8 oct. 2011

Jefe PN exhorta personal actuar con mano dura contra delincuentes



sabado 08 de octubre 2011


SANTO DOMINGO.- El jefe de la Policía, mayor general José A. Polanco Gómez, entregó este medio día tres camionetas, dos motocicletas, chalecos antibala y reflectores, dos escopetas, municiones y otros pertrechos, para ser utilizados en las comunidades La Caleta, Monte Adentro y El Valiente, en Boca Chica, durante un acto al que asistieron la senadora Cristina Lizardo y el fiscal Perfecto Acosta.

Anunció, además, las construcción de dos cuarteles policiales, así como la integración de 20 nuevos agentes del orden en los próximos días.

Al hacer entrega de las nuevas unidades, frente al destacamento de La Caleta, para reforzar las labores de prevención en el municipio de Boca Chica, el jefe policial dijo que instruyó al personal bajo su mando para que actúen con mano dura y sin compasión contra los delincuentes y criminales que perturban la tranquilidad de la sociedad dominicana, pero con respeto a los derechos humanos.

Dijo que la misión de los policías es proteger a la ciudadanía, en especial a los hombres y mujeres de trabajo, "y eso es lo que haremos, ya que la sociedad tiene que vivir en paz y calma, libre de delincuentes".

Dejó claro que no habrá tregua en el accionar contra la delincuencia a nivel nacional.

Con la entrega de las nuevas unidades patrulleras y los pertrechos, el jefe policial cumple una promesa que hiciera la semana pasada, en ocasión de la celebración de un "Encuentro de Proximidad Policial", en la comunidad de La Caleta, donde llevó un operativo médico y donó útiles deportivos a jóvenes deportistas.

Empresarios resaltan labor policial

En el marco de la actividad hablaron también los empresarios Ramón Batista, de La Caleta, y Raúl Válete, de Boca Chica, quienes afirmaron que tras la designación del mayor general Polanco Gómez, los robos contra sus establecimientos se han reducido de manera significativa.

Coincidieron en que se requiere mejorar las infraestructuras utilizadas por la Policía en ese municipio, a los fines de eficientizar el servicio que se ofrece a la ciudadanía.

En tanto que el padre Fermín Fermín, cura párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Altagracia, de La Caleta, recomendó al jefe policial estar vigilante, para que los vehículos y motocicletas sean utilizados de manera adecuada, para bien de la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario