10 sept. 2010

Salud Publica cancela dos médicos y destituye director hospital Villa Mella




Viernes 10 septiembre 2010


Santo Domingo.-El Ministerio de Salud Pública dispuso la cancelación de dos médicos, sancionó otros dos y destituyó de su puesto al director del hospital materno infantil de Villa Mella, al considerar que actuaron con negligencia y no evitaron la muerte de la joven Verónica del Carmen Hernández Valenzuela, ocurrida en ese establecimiento el día primero de este mes. Los médicos desvinculados fueron los ayudantes de obstetricia Miguel Ángel Cáceres y Carmen Fortuna, de las tandas matutina y vespertina, respectivamente; por negligencia médica e incumplimiento de normas nacionales, que provocaron la muerte de la mujer que acudió en labores de parto.

Mientras que dispuso la remoción de su puesto al director del hospital, doctor Ricardo Wagner, por no haber garantizado el cumplimiento de normas y protocolos en la institución que dirige, a pesar de que ya en mayo del año 2007 se le había señalado de manera directa las debilidades que en esa ocasión provocaron la muerte de una mujer

Además, se aplicó un mes de suspensión sin disfrute de sueldo a las doctoras Ivelisse Rojas y Gabriela Núñez, por no prestar las atenciones debida y no observar las responsabilidades propias de su ejercicio profesional.

Las medidas del Ministerio de Salud Públicas fueron dadas a conocer en rueda de prensa por lo viceministros, doctores Nelson Rodríguez Monegro y José Rodríguez Aybar, de Servicios de Salud y de Salud Colectiva, respectivamente; en la que detallaron el informe rendido por la comisión designada por el ministro de Salud, doctor Bautista Rojas Gómez, para investigar la muerte Hernández Valenzuela.

Durante la rueda de prensa también estuvieron presente el presidente de la Sociedad de Obstetricia Ginecología, Milciades Albert; el doctor José Delancer, director de Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública y otros funcionarios del sector salud

Otras de las sanciones anunciadas fueron la realización de una amonestación por escrito y verbalmente en asamblea hospitalaria a todos los médicos generales de servicio en área de maternidad el día primero de septiembre, por negligencia médica y no cumplimiento de normas nacionales, que contribuyeron a provocar la referida muerte.

Asimismo, solicitar al Jefe de la Policía Nacional el relevo inmediato como guardián del hospital al sargento mayor Francisco Pascual Moreno, quien entregó el cadáver a sus familiares sin estar facultado para ello, lo que retardo y dificultó la realización de la necropsia como manda la ley.

Rodríguez Monegro afirmó que se trató de una muerte que pudo hacer sido evitada, pero que ocurrió motivado a la negligencia de los médicos que prestaron las atenciones a la joven.

Precisó que hubo violaciones de las Guías de Atención a las Principales Urgencias Obstétricas, a Normas Nacionales de Atención al Embarazo, Parto y Puerperio, a las Normas Nacionales de Vigilancia Epidemiológica de la Mortalidad Materna e Infantil, así como al Reglamento de la Estrategia Tolerancia Cero a las Muertes Maternas Evitables

No hay comentarios:

Publicar un comentario