28 may. 2009

Familiares de la periodista Helen Suriel Pujols reclaman justicia





Santo Domingo.- Los familiares de la periodista Helen Pujols pidieron justicia contra la persona que le cegó la vida el pasado primero de enero, cuando esta se encontraba en su vivienda, en el sector Los Tres Brazos.
El reclamo fue hecho, en momentos en que la Quinta Sala del tribunal de la Provincia Santo Domingo fijó para el día tres de junio la audiencia contra Junior Domínguez . También piden que sea juzgado el hermano de Junior, el capitán de la Policía, Fausto E. Encarnación Domínguez, cuya arma de reglamento fue utilizada para cometer el crimen.
Tanto su madre Altagracia Pujols como su tía, la también periodista Providencia Rossi Pujols reclaman a las autoridades judiciales que los responsables de la muerte tengan el castigo que se merecen, “aunque nada nos devolverá la alegría y paz espiritual, servirá de ejemplo para aquellos hombres que todavía no han entendido que el amor no se obliga, se gana”.
La comunicadora de 28 años de edad, fungió por espacio de 5 años como directora de Relaciones Publica de la Secretaría de Estado de Interior y Policía, y mantuvo un trabajo constante en los programas de esa entidad, dirigidos al combate de la violencia, sin saber que ella sería victima de esa misma violencia de género que vive República Dominicana.
Desde muy jovencita Helen se entregó a la labor social en su Barrio, Los Brazos, luchando a favor de los que no tiene voz, en contra de las injusticias y los excesos sin imaginar que sería asesinada vilmente por un despechado, quien esperó que estuviera sola y entró a su habitación y llegó hasta su cama el primero de Enero del 2009, mientras ella realizaba trabajos en su Lap Top, para su tesis de grado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.
El suyo fue el primer feminicidio del 2009, dejo en la orfandad a Glory de 9 años, quien padece de espina Bífida por lo que requiere atención las 24 horas y a Yadil de 3 años.
“Hoy a casi seis meses de la desaparición física de Helen, nosotros sus familiares y amigos nos preguntamos ¿Cómo es que el capitán de la policía Nacional, Fausto E. Encarnación Domínguez sigue siendo policía?, cuándo violó las disposiciones del cuerpo del orden de prestar su arma de reglamento, además en esos momentos estaba vigente la disposición de Interior y Policía que prohibía el porte de armas de fuego aún en policías que no estuvieran en servicio” exclamaron.
A pesar de que la familia de Helen en conversación personal y por escrito con el secretario de Interior Franklin Almeyda y el Jefe de la Policía, Guillermo Guzmán Fermín les solicitamos la puesta en retiro del capitán, puesto que para él se había convertido en un hábito, costumbre, sentarse a ingerir alcohol y prestarle el arma a cualquiera de sus hermanos, quienes jugueteaban con ella como que era un juguete, Fausto E, Encarnación continua libre, vistiendo su uniforme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario