6 abr. 2009

terremoto sacude Italia y deja mas de 70 muertos, y mas de 1,500 heridos.




Italia. mas de 70 muertos ha dejado El seísmo, registrado en la región central de Abruzzo, que alcanzó una magnitud de 6,3 en la escala de Ritcher.- Las autoridades temen hasta 150 víctimas mortales mientras hay 1.500 heridos y unas 50.000 personas pierden sus casas
ELPAÍS.com / AGENCIAS - Madrid / Roma - 06/04/2009

Una de las calles de L'Aquila tras el terremoto que sacudió la localidad por la noche.- REUTERS
Casas derrumbadas, coches volcados, carreteras rajadas por la mitad y decenas de muertos y centenares de heridos ilustran el trágico paisaje del centro de Italia, debido a un terremoto de intensidad de 6,3 en la escala de Richter que ha sacudido esta madrugada la región rural de Abruzzo.




Según los últimos datos oficiales, 92 personas han sido extraídas sin vida bajo los escombros, aunque las autoridades italianas temen que haya muchos más muertos por el alto número de edificios destruidos.




Así lo ha confirmado el ministro de Interior, Roberto Maroni: "Tememos que haya entre 100 y 150 víctimas mortales". El Gobierno italiano ha decretado el estado de emergencia ante la dramática situación.

El epicentro del seísmo, que se ha podido sentir en Roma, se registró en torno a las 3.30 horas de este lunes a cinco kilómetros de profundidad en un punto muy cercano a la localidad de L'Aquila, ciudad medieval levantada en el siglo XIII que es la capital de Abruzzo y el lugar más afectado por los temblores. Con unos 70.000 habitantes y situada a unos 85 kilómetros al noreste de Roma, L'Aquila se caracteriza por sus calles estrechas y edificios antiguos del renacimiento.




Los testimonios de los propios vecinos de la localidad hablan de escenas de horror.


Numerosos edificios del casco histórico de L'Aquila han sufrido daños, como la catedral, y otros se han derrumbado, entre ellos parte de un instituto llamado la Casa del Estudiante y la torre de la iglesia de Alma Santa. Fuentes de los servicios de emergencias han señalado que puede haber varias víctimas más bajo los escombros, según informa el diario italiano La Repubblica.
La sacudida ha sido tan fuerte que todavía se desconoce el alcance real del seísmo. Abruzzo es una región poblada de pequeños pueblos con casas viejas y medios rurales.




Los medios de comunicación hablan de que hasta 26 de estas localidades han quedado muy dañadas y pintan una situación aún más preocupante. En este sentido, las palabras del portavoz de la cámara baja italiana, Gianfranco Fini, son ilustrativas: "El terremoto ha destruido virtualmente pueblos enteros". Mientras tanto, las cifras no hacen más que aumentar: 1.500 heridos y más de 50.000 personas han perdido sus casas.




Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el terremoto alcanzó una magnitud de 6,3 en la escala de Richter, mientras que los datos ofrecidos por la Protección Civil italiana hablan, en cambio, de una magnitud de 5,8. Otras fuentes elevan la intensidad del temblor hasta una magnitud de 6,7.


Caos


La mayoría de los habitantes de estas localidades han abandonado sus casas y se han concentrado en plazas y calles por temor a que haya más réplicas. Desde primera hora de la mañana, las carreteras de acceso a la zona están cortadas en medio del caos. Alrededor de 15.000 usuarios se han quedado sin electricidad en toda la región, según informó la empresa Enel al departamento de protección civil, mientras decenas de miles de personas se han quedado




sin hogar.


En Roma, el temblor hizo crujir las antiguas casas del centro histórico e incluso las termas de Caracalla han sufrido desperfectos. Muchos vecinos también salieron a las calles a la espera de una réplica, aunque pasados unos minutos fueron volviendo a sus casas.




Los hospitales de la zona se han visto superados por la tragedia. Protección civil ha tenido que habilitar hospitales de campaña mientras el ministro de Salud, Maurizio Sacconi, ha hecho un llamamiento a la población para que done sangre. Por su parte, el presidente de la región, Ganni Chiodi, ha reconocido que la situación es de extrema gravedad y ha pedido a los ciudadanos que se reúnan en estadios de fútbol o al aire libre para evitar más daños.


El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha cancelado su viaje a Moscú a causa del terremoto y se desplazará a la ciudad de L'Aquila, según fuentes del Gobierno italiano. Berlusconi, que ya ha firmado el estado de emergencia nacional, tenía previsto acudir hoy a Rusia en visita oficial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario