27 ene. 2010

LF dice la nueva Constitución garantiza la paz y la democracia




Miercoles 27 de Enero del 2010


Santo Domingo. El presidente Leonel Fernández Reyna calificó el nuevo texto constitucional proclamado ayer por la Asamblea Nacional, como la Constitución del Siglo XXI, la cual dijo será la garantía de la paz, la democracia, la libertad, la justicia social, el bienestar y la prosperidad de la familia dominicana.
"Hoy ya tenemos esa nueva Constitución. Hela aquí.
Es un nuevo texto del cual debemos sentirnos profundamente orgullosos, porque a fin de cuentas es el producto de la inteligencia colectiva del pueblo dominicano", proclamó el mandatario al pronunciar un discurso en la ceremonia de proclamación de la Carta Magna, que entró en vigor este martes.
El Jefe de Estado destacó que con la nueva Constitución se produce un salto cualitativo al introducirse elementos propios de una democracia directa o participativa.
Definió como profundos y radicales los cambios en el ámbito del Poder Judicial, con la creación del Consejo del Poder Judicial, así como el Consejo Superior del Ministerio Público.
Además, el mandatario consideró la creación del Tribunal Constitucional, como la gran novedad del actual texto de la Ley Suprema.
El presidente Fernández citó estos avances en materia constitucional para negar lo establecido en algunos círculos de la opinión pública, en el sentido que la actual reforma a la Constitución se realizó con el propósito de ampliar las prerrogativas en favor del Poder Ejecutivo."Nada más incierto.
Es todo lo contrario, pues, además de no adicionar ninguna nueva potestad en su favor, lo que verdaderamente ha ocurrido con la entrada en vigencia de la nueva Carta Magna, es una disminución de algunos poderes tradicionalmente otorgados al titular del Ejecutivo", argumentó.
El gobernante agregó que en la nueva carta sustantiva ya no queda en manos del Presidente de la República, la elección de los miembros de la Cámara de Cuentas, sino de la Cámara de Diputados y del Senado de la República.Asimismo, el presidente Leonel Fernández dijo que de ahora en adelante el Ejecutivo ya no dispondrá de la prerrogativa para autorizar la presencia de tropas extranjeras en ejercicios militares en el territorio nacional, ni de aprobar el envío al extranjero de tropas nacionales en misión de paz.
Y se le despojó de la facultad para anular los arbitrios municipales, entre otras disposiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario