15 ene. 2010

Los haitianos duermen entre los cadáveres




Viernes 15 de Enero del 2010


PETION VILLE, HAITÍ. Durante el día los haitianos buscan a sus familiares desaparecidos, van a lo que antes eran sus casas y tratan de conseguir qué comer.
Pero al descender el sol, las calles son un gigantesco dormitorio, no importa si es al lado de los cadáveres o de algún herido.
Las autoridades han tenido que cerrar ciertas vías para permitir que los damnificados duerman en ellas.
"El problema es que los muertos comienzan a heder", relata uno de los dominicanos refugiados en la Embajada de RD.
Los fallecidos ya han entrado en estado de descomposición y mientras el tiempo avanza, muchos temen no poder identificar a sus familiares antes de que sean enterrados.
Las labores de recolección de cadáveres y despojos por la destrucción ha incrementado el número de cuerpos en las calles y con ello el mal olor.
En palas mecánicas se han trasladado cientos de difuntos hacia el patio del Hospital General de Haití, aunque en otros casos los familiares de las personas han decidido enterrarlos cerca de sus hogares, o en vertederos como es el caso del barrio Dessau, en la calle Salomón, cercano a Petion Ville, donde personas fueron captadas lanzando los cuerpos en fosas comunes.
Entre las siete y ocho de la noche se escuchaban los rezos de haitianos en una zona populosa contigua a la Embajada dominicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario