4 dic. 2009

Condenan dominicano a cadena perpetua por homicidiosNoel Bruno fue a dar tumbe y ejecutó por "error" una mujer y dos



Viernes 4 de diciembre del 2009
NUEVA YORK.- El dominicano Noel Bruno Junior de 26 años de edad, quien el 20 de septiembre del 2005, fue a un apartamento equivocado para dar un "tumbe" a un punto de drogas, donde ejecutó junto a José Curet, una madre compatriota suya y dos hombres (un dominicano y un afro americano), fue sentenciado a cadena perpetua por el juez John Carter de la Corte Suprema de El Bronx. Curet espera ser ejecutado en enero.
En medio de prolongados aplausos por parte de familiares de las víctimas, entre las que hay una sobreviviente que fue la testigo estrella de la fiscalía, el magistrado calificó como el crimen más brutal que haya visto en su carrera, las ejecuciones hechas por Noel y Curet.
Los parientes de los muertos, se abrazaron efusivamente en señal de victoria.Bruno, fue declarado culpable en noviembre cuando concluyó el juicio de matar a balazos a la madre Dilcia Tejada de 17 años a quien asesinó delante de su hijo de 2 años, además de ultimar al también dominicano Miguel Aquino (37) y al afro americano Elvis Hartley (47).
La fiscalía calificó los crímenes como un caso de "identidad equivocada", debido a que Bruno y Curet, fueron al apartamento equivocado, creyendo que se trataba del punto de drogas liderado por rivales de ellos en el negocio del narcotráfico.
El hijo de la madre que resultó ileso en brutal ataque, convive ahora con su padre en la República Dominicana.Dilicia y Hartley fueron ejecutados en el baño de la vivienda y Aquino en la sala de la vivienda situada en un edificio de la avenida Webster.
Bruno y sus cómplices, reclamaron a las víctimas buscar la droga y el dinero y entregárselas, pero ninguno de los ejecutados, sabían de lo que hablaba su verdugo. "Todos van a morir si no hacen lo que les digo", les dijo el matón a los inquilinos del apartamento.
La mujer, salió del baño para rogarles que no asesinaran a nadie, pero los narcotraficantes, siguieron con el plan, dijeron los fiscales del caso.
Miriam Tejada, hermana de Dilcia se mostró satisfecha con la condena, diciendo que todos están felices porque Bruno, jamás volverá a las calles de Nueva York para seguir vendiendo drogas y asesinando inocentes."Dejó a un niño sin su madre", añadió Tejada.
Otro pariente de las víctimas, presente en la corte fue Raulín Amparo, primo de Aquino, quien dijo que la madre del muerto - Rosa Aquino - sigue con el corazón destrozado desde el día en que asesinaron a su vástago.
Aquino era el novio de Dilcia y fue estrangulado por Bruno antes de que el homicida le disparara varias veces a la cabeza.
La sobreviviente de la masacre - Johanna Hartley - quien era novia del afro americano, ofreció todos los detalles de la ejecución durante la causa.Curet, quien también fue hallado culpable de los mismos cargos será sentenciado el 27 de enero y podría ser condenado de igual modo a cadena perpetua.
La sentencia de por vida contra Bruno, no le permitirá ninguna posibilidad de solicitar libertad condicional.
Los dominicanos fueron hallados responsables por homicidio en segundo grado por cada uno de los asesinatos, intento de asesinato por dispararle a Johann y posesión criminal de armas.
Curet, durante el juicio trató de confundir al jurado, alegando que Bruno, lo había obligado a acompañarlo a la escena de los crímenes y que ya dentro del inmueble, se opuso radicalmente a que su compañero de fechorías, ejecutara a las a la mujer y los dos hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario