8 dic. 2009

EE.UU. revisará su política antidrogas en AL




Martes 8 de diciembre del 2009

WASHINGTON.- La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó hoy por unanimidad la creación de una comisión independiente que revise las políticas y programas de Estados Unidos en la lucha contra las drogas en América Latina y el Caribe.
La comisión independiente forma parte de un proyecto de ley bipartidista promovido por el legislador demócrata Eliot Engel, que preside el subcomité para Asuntos Hemisféricos de la Cámara de Representantes.
Para convertirse en ley, la iniciativa requiere también la aprobación del Senado.
Tras la votación, Engel explicó que la política antidrogas de Estados Unidos requiere de una revisión completa porque, pese a "los miles de millones de dólares" invertidos para combatir el narcotráfico en América Latina y el Caribe, "los resultados positivos han sido escasos".
"Claramente ha llegado la hora de examinar con ojos frescos nuestros esfuerzos antinarcóticos acá en casa y a través de las Américas", y es lo que hará la comisión independiente, dijo Engel en un comunicado.
La llamada Comisión sobre Política Antidrogas del Hemisferio Occidental, precisó Engel, presentará recomendaciones sobre el futuro de la política antidrogas al Congreso, y a los departamentos de Estado, de Defensa, y de Justicia, entre otras dependencias federales.
La Comisión, ya aprobada por el comité de Asuntos Exteriores en octubre pasado, deberá presentar sus recomendaciones en un plazo de un año tras haber realizado su primera reunión.
En concreto, los expertos que conformarán esa comisión evaluarán los avances de medidas del Gobierno de Washington como la Iniciativa Mérida, que ayuda a México, Centroamérica, Haití y la República Dominicana a combatir el narcotráfico y el crimen organizado.
También estudiarán el Plan Colombia, con el que EE.UU. ayuda a ese país a combatir a los narcotraficantes y grupos armados ilegales desde 1999.
Según el texto de la iniciativa, los expertos se centrarán particularmente en las políticas y programas internacionales de EE.UU. en contra de la producción de drogas y para combatir la demanda.
Para los analistas, esta medida es un reconocimiento implícito de que la política actual no ha hecho mella en la producción, distribución y consumo de drogas.
El 100 por ciento de la cocaína que entra a EE.UU. proviene de Suramérica, y más del 90 por ciento de la heroína es de Colombia y México, además de que Centroamérica y el Caribe son el "puente" para las drogas con destino a EE.UU., dijo Engel.
La política antidrogas de la Administración Obama se ha centrado cada vez más en esfuerzos para combatir la demanda que nutre al lucrativo negocio de las drogas.
En marzo pasado, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, reconoció en México que "la demanda insaciable" de las drogas en EE.UU. está alimentando el tráfico de drogas.
Engel señaló que en 2007, cerca del 17 por ciento de los consumidores de estupefacientes de todo el mundo provenía de este país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario