11 dic. 2009

Dominicanos secuestran compatriotas en PR y piden rescate




Viernes 11 de diciembre del 2009

PUERTO RICO.- Delincuentes dominicanos introdujeron en Puerto Rico una modalidad de secuestro por pequeñas cantidades de dinero que tiene como objetivo a sus propios compatriotas, quienes raramente denuncian a sus captores ante el temor a ser deportadas.
El subdirector de la División de Robos a Bancos, departamento especializado en esa clase de delitos, sargento José Ayala, explicó hoy a Efe que la delincuencia dominicana presente en Puerto Rico ha introducido en la isla caribeña un "modus operandi" muy habitual en su país de origen.
Ayala señaló que tal y como denuncia la prensa puertorriqueña se ha registrado en las últimas fechas un aumento significativo de este tipo de delito, que consiste en el secuestro de personas comunes a cambio de pequeñas cantidades de dinero.
El funcionario matizó que en la mayoría de los casos los secuestros no llegan al conocimiento de la Policía debido a que las víctimas son en su práctica totalidad dominicanos en situación irregular en Puerto Rico que temen ser deportados a su país si se hace público el caso.
"Se trata de una modalidad muy utilizada en Santo Domingo que ahora llega a Puerto Rico y que se lleva a cabo entre ellos mismos", subrayó Ayala.
El policía explicó que los delincuentes estudian bien el perfil de su víctima para saber qué cantidad pueden exigir por el rescate al familiar del secuestrado.
"Desgraciadamente, muchos de los casos ni llegan a la Policía", dijo, tras insistir en que los delincuentes escogen siempre a compatriotas en situación ilegal que saben tendrán reparos a la hora de denunciar el caso ante las autoridades locales.
Ayala sostuvo que dentro de esa modalidad se da también la variante del autosecuestro, cuando dentro de una misma familia uno de sus miembros finge un rapto para obtener así cantidades de sus propios allegados.
El funcionario señaló que los secuestradores suelen ser personas con amplio bagaje delictivo en la República Dominicana y peligrosos, dado que habitualmente portan armas de fuego.
El último caso de secuestro de dominicanos en Puerto Rico es el protagonizado por David Vázquez Martínez, de 21 años e indocumentado al ser arrestado, imputado en el rapto de una joven de 13 años en Río Piedras, en San Juan.
La prensa destaca hoy que Vázquez Martínez llegó a Puerto Rico huyendo de las autoridades policiales de la República Dominicana, donde presuntamente había cometido innumerables crímenes relacionados con la droga y la tenencia ilícita de armas.
Los más de 100,000 inmigrantes dominicanos que viven en la isla sufren las consecuencias de una crisis económica que golpea a Puerto Rico por cuarto año consecutivo.
Cálculos no oficiales estiman que en la última década entraron en Puerto Rico una media de entre 2,000 y 3,000 dominicanos al año, lo que supone que esa comunidad supere el 50 por ciento de los extranjeros residentes en la isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario