12 feb. 2010

Industriales RD entran en conflicto con el Gobierno






Viernes 12 Febrero 2010


SANTO DOMINGO.- Un conflicto ha surgido entre la Asociación de Industrias de la República Dominicana y el Gobierno.
Ha sido provocado por recientes dclaraciones del ministro de Industria y Comercio, José Ramón Fadul, en el sentido de que la falta de competitividad del sector industrial se debe a que cuando se dió el proceso de apertura comercial de la región se interesó más en las posibles trabas administrativas que en las facilidades para el crecimiento y la expansión que se consiguieron.
La Asociación de Industrias de la República Dominicana dijo sentirse sorprendida e impactada por esas declaraciones y señaló que el ministro luce desinformado y pretende salir al paso a las fuertes críticas a la forma como son administrados los acuerdos comerciales, los cuales descansan en la Dirección de Comercio Exterior (DICOEX), una dependencia de Industria y Comercio.
Manuel Diez Cabral, presidente de la Asociación, señaló que precisamente por la falta de aplicación por parte de las autoridades dominicanas de las medidas administrativas establecidas en dichos acuerdos es que las industrias se están quejando de competencia desleal que representan las importaciones de otros países, especialmente de Centroamérica.
Aclaró que, sin embargo, “este es sólo un factor”.
Diez Cabral afirmó que “si el Ministro hubiese estado presente en la conclave de los industriales latinoamericanos auspiciado por nuestra Asociación, se hubiese percatado de que, en comparación con lo que sucede en otros países del continente, nuestro país es el más flexible en la aplicación de las normas internacionales e internas de comercio, frente a importaciones de otras naciones.
"Sólo hay que ver el caso de México y Brasil, que no sólo no dejan entrar a sus territorios productos favorecidos por subsidios, sino además aquellos que no cumplen con las normas de etiquetado internas, medidas que imponen sus gobiernos en apoyo a sus sectores productivos para garantizar la equidad y la generación de empleos.
Eso es precisamente lo que esperamos de nuestros funcionarios”, dijo.
Diez señaló que el sector industrial nunca ha pedido trabas administrativas para poder competir, pues siempre ha sido coherente en plantear cuáles son los factores que restan competitividad a la industria nacional, entre los cuales se encuentra la competencia desleal producto de mayores facilidades e incentivos fiscales.
“¿Por qué el ministro no se pregunta cuáles son las razones internas de que nuestros competidores nos lleven una ventaja de “10 a 1”, como él señala?
El Estado y los gobiernos son los responsables de la normativa, pero también son los responsables de garantizar el entorno adecuado para ser competitivos y apoyar a sus sectores productivos frente a competidores de otros países.
La AIRD solicitó al Ministro de Industria y Comercio que estudie bien cuál es el costo, pero sobre todo deficiente, servicio de energía eléctrica en este país, que estudie el acceso a crédito financiero que tienen nuestros competidores frente al nuestro, que estudie –y podemos facilitarle documentación- cómo es posible que El Salvador devuelva el 6% del precio FOB a sus exportadores, que vea los incentivos que reciben los industriales de Centroamérica y una larga cadena de factores, entre los cuales también se encuentra la falta de equidad fiscal, elementos que afectan la competitividad de la industria nacional.
Dijo que, incluso, no ha existido la voluntad política necesaria para que haya libre competencia en aspectos internos como es el transporte de carga el cual suele sostener su monopolio en acciones que, en muchas ocasiones, son reñidas con la ley sobre defensa de la competencia que, a pesar de que fue promulgada hace más de dos años no se ha puesto en vigencia por falta de voluntad política de las propias autoridades.

Pidió al Ministro de Industria y Comercio que identifique con responsabilidad cuáles son los grupos empresariales que, según declaraciones de Fadul, no permiten que el aparato productivo alcance los niveles de competencia necesarios para hacerle frente a las importaciones y que acaparan el mercado.
“Asegurar, como asegura Fadul, que esos grupos que no identifica no permiten que otros inversionistas entren, es lo mismo que decir que en la gestión del Estado y del ministerio de Comercio en específico, tenemos autoridades incapaces de hacer cumplir las leyes, ya que las reglas para invertir están muy claras en este país”, señaló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario