17 feb. 2010

Sarkozy anuncia una ayuda de 326 millones de euros para Haití




Miercoles 17 de Febrero 2010


PUERTO PRINCIPE.- El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, anunció hoy una ayuda para Haití por 326 millones de euros (444 millones de dólares), que incluye la anulación de la deuda con París valorada en 56 millones de euros (76 millones de dólares) y 180 millones de euros (245 millones de dólares) para tareas de reconstrucción.
Sarkozy, primer presidente de Francia que visita Haití, hizo este anuncio durante una conferencia de prensa ofrecida junto al mandatario haitiano, René Préval, con quien se reunió para conocer los proyectos de reconstrucción tras el sismo del pasado 12 de enero, que causó la muerte a 217.000 personas.
Sarkozy, quien hoy visita Puerto Príncipe para conocer los planes de reconstrucción tras el terremoto del pasado 12 de enero, pronunció estas palabras durante un acto en la embajada de Francia, donde subrayó que Haití encontrará su camino solamente si "la reconstrucción beneficia a todos".
El esfuerzo de reconstrucción deberá crear condiciones en Haití para lograr un "desarrollo sostenible" que permita liberar progresivamente a los haitianos de la "dependencia frente a la ayuda internacional, que asfixió la iniciativa y la actividad del pueblo", sostuvo.
Explicó que si el balance del sismo en el ámbito de las pérdidas humanas y materiales fue muy grave ello obedeció a que la población no tenía condiciones adecuadas para vivir, ya que cerca de dos millones de haitianos se concentran en Puerto Príncipe y su zona de influencia, donde se genera la mayor actividad económica.
Dijo que el pueblo haitiano está sufriendo y está cansado, pero es "un pueblo en pie" y consideró que la ayuda internacional deberá ser más dinámica y operar a largo plazo.
En su opinión, son los haitianos quienes deben definir en primer lugar un verdadero proyecto nacional y después encaminar ese proyecto hacia adelante, ya que se trata de su país y de su futuro.
Para el mandatario galo, el papel de la comunidad internacional y de Francia debe ser ayudar a los haitianos a tomar el control de su futuro.Sarkozy, quien hizo también referencia a la historia de ambos países, destacó, como primer presidente francés que viaja a Haití, la "resonancia" particular de su presencia en el país en las actuales trágicas circunstancias."No se trata solamente de dar la espalda al pasado.
Las heridas de la colonización y las condiciones de la separación dejaron impactos que todavía están vivos en la memoria de los haitianos", admitió.
El mandatario calificó la tragedia del 12 de enero como la herida más dura que ha sufrido Haití en su historia, y recordó que 30 franceses murieron y otros tres están desaparecidos tras el temblor.
"Somos todos ciudadanos de Haití", exclamó el presidente francés, quien manifestó que se sintió emocionado al sobrevolar la ciudad para constatar los daños.
Sarkozy transmitió también su homenaje a los miembros del Ejército francés, a las organizaciones no gubernamentales y a los socorristas franceses que trabajaron en Puerto Príncipe, quienes salvaron a 16 personas que quedaron atrapadas bajo los escombros en el terremoto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario